El proyecto de ley de consultas previas busca generar reglas claras para, al mismo tiempo, garantizar los derechos de las comunidades étnicas