Inicio Noticias Arde la serranía de La Lindosa

Arde la serranía de La Lindosa

228

Fuente: Semana Sostenible 

El Cuerpo de Bomberos de San José del Guaviare solo ha logrado controlar 30 por ciento del incendio forestal en la Serranía de La Lindosa, activo desde hace tres días. Se espera el apoyo del Ejército para liquidar los focos de fuego que van creciendo con el aumento de la temperatura y los fuertes vientos.

Cesar, La Guajira, Magdalena, Bolívar, Guaviare, Meta, Córdoba y Casanare son los departamentos que albergan los 10 incendios forestales que siguen activos en el territorio nacional, y en donde la Dirección Nacional de Bomberos trabaja para evitar que las llamas sigan devorando bosques, vegetación y animales silvestres.

Según la entidad, desde el 15 de diciembre del año pasado, Colombia ha presentado 928 incendios forestales, de los cuales 918 fueron liquidados. El evento en la Sierra Nevada de Santa Marta, en inmediaciones de los departamentos de Cesar y La Guajira, afectó a 1.000 hectáreas de vegetación.

El incendio activo en el departamento del Guaviare inició hace tres días en el sector de Pozos Naturales de la Serranía de la Lindosa. Sin embargo, por los fuertes vientos y las altas temperaturas, se extendió a varios sectores montañosos del cerro. El Teniente Raúl Malagón, funcionario del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de San José del Guaviare, le informó a la emisora Marandúa Stereo, uno de los medios de comunicación aliados de la Gran Alianza Contra la Deforestación, que las brigadas solo han podido controlar 30 por ciento de las llamas.

Los fuertes vientos y las altas temperaturas hicieron que el feugo se propagara rápidamente hacia varios sectores montañosos del cerro. Foto: Cuerpo de Bomberos de San José del Guaviare. 

“Con el apoyo de la Dirección Nacional de Bomberos, la Unidad de Gestión del Riesgo y la Policía Antinarcóticos, quienes gestionaron un helicóptero, una brigada pudo ingresar al cerro para controlar cinco focos, lo que equivale al 30 por ciento de todo el incendio. Tenemos mucha dificultad para ingresar a la zona a pie por lo complejo de la topografía. Además, el fuego está muy extendido: para ir de un foco al otro podemos tardar hasta más de una hora. No hemos podido llegar a la punta del cerro, ya que hay sitios con abismos que impiden el paso”.

Malagón afirmó que el Cuerpo de Bomberos de San José del Guaviare utiliza instrumentos manuales para controlar el incendio. “Solo podemos proceder con herramientas manuales por el tipo de topografía del cerro y porque en el sector de la Serranía no hay agua. Realizamos cabado y raspado para aislar los focos. Todo eso hace más difícil el control y la liquidación del incendio”.

Hizo un llamado desesperado a la comunidad para que no realicen ningún tipo de quema. “Hemos visto zonas donde la gente le mete candela a los pastizales, terrenos y a la basura. El mensaje es que no le prendamos fuego a nada, porque en esta época los terrenos están secos, deshidratados y sometidos a elevadas temperaturas. Con plena seguridad, cualquier quema se saldrá de control y producirá un incendio como el que hoy vemos, con un daño ambiental irreversible. Es hora de tomar conciencia y parar esos comportamientos”.

Cristian Urrego, Subdirector de la Dirección Nacional de Bomberos, aseguró que están a la espera de un helicóptero con el sistema Bambi Bucket por parte del Ejército Nacional, una lona plástica con capacidad para cargar hasta 1.600 litros de agua, que está siendo utilizado en otros departamentos afectados por incendios forestales. “El cerro en la Serranía de la Lindosa es de difícil acceso. El ingreso es de alta dificultad y pone en riesgo la vida de los bomberos. Además, por el tipo de relieve, el incendio no es lineal sino irregular, es decir que está esparcido en varios focos”.

Se espera el arribo de un helicóptero del Ejército Nacional con el sistema Bambi Bucket para poder controlar la conflagración. Foto: Cuerpo de Bomberos de San José del Guaviare.  

Además del aumento en la temperatura y los vientos, típicos durante los primeros meses del año, que en 2019 han sido más fuertes por la probabilidad del Fenómeno del Niño, Urrego considera que la comunidad tiene gran parte de responsabilidad por los incendios forestales.

“Algunos agricultores hacen uso de una práctica que llaman quema controlada para luego, que según ellos les permite cultivar más. Pero por los fuertes vientos de esta época, las chipas llegan a otros sitios y dan inicio a voraces incendios. El aumento de la frontera agropecuaria es otro factor que incide en la presencia de focos de calor. El país está en un momento crítico”.

Fuego en Codazzi


En la Serranía del Perijá también se viene registrando otro incendio de gran proporción. Foto: Daniel Gómez

Pueblo Bello, La Paz, Aguachica y Codazzi son los municipios del Cesar que en la actualidad cuentan con incendios forestales activos.

La comunidad de Codazzi le envió a SEMANA varias imágenes de la Serranía del Perijá, la cual luce calcinada y bajo el fuego. La Dirección Nacional de Bomberos aseguró que ya solicitó apoyo aéreo para controlar el evento.

*Este es un producto periodístico de la Gran Alianza contra la Deforestación. Una iniciativa de Semana, el Gobierno de Noruega y el MADS que promueve el interés y seguimiento de la opinión pública nacional y local sobre la problemática de la deforestación y las acciones para controlarla y disminuirla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here